miércoles, 1 de octubre de 2014

LAGRIMAS ....

Para liberar vuestros sentimientos -algo muy importante en este tiempo de cambios- necesitáis simplemente expresarlos, bien sea verbalmente, hablando sobre ellos o actuando función de ellos, si en el proceso aflora el llanto no lo toméis como un signo de debilidad; las lágrimas tienen un papel importante en el alivio del estrés porque liberan dos sustancias químicas muy importantes - leucina encefalina y prolactina-, que son parte de la provisión de sustancias naturales del organismo que alivian el dolor: las llamadas "endorfinas"; bueno, pues esas sustancias están presentes solamente en las lágrimas que se vierten en respuesta a una emoción, porque las que se derivan de alguna otra causa como el humo o la cebolla, no las contienen y sirven para explicar en parte por qué la gente se siente mejor después de haber llorado y es que las lágrimas son las respuestas saludables que el organismo proporciona para ayudar en la lucha contra el estrés en las situaciones difíciles de gran ansiedad, dolor o alegría con efectos físicos muy beneficiosos. Además, por cierto, las lágrimas resultan el mejor tratamiento cosmético posible ya que su composición de agua, nutrientes y ciertos anti-bacterianos como la glucosa, mucina, lisozima lipoproteínas y glucoproteínas son muy beneficiosas para la regeneración de la piel; como sabéis, estas lágrimas lubricantes se vierten constantemente al llorar y al bostezar y el parpadeo las desparrama sobre el globo ocular para lubricarlo. Las lágrimas emocionales están compuestas con otra fórmula más compleja a las anteriores y contienen otro tipo de hormonas, toxinas y analgésicos naturales, de manera que, al ser liberadas por los ojos, uno se siente mejor, así que mediante el esfuerzo consciente de expresar tus sentimientos podéis favorecer una percepción interior de los pensamientos que existen detrás de ellos y que pueden aparecer a ráfagas como pensamientos rápidos intuitivos o imágenes, o manifestarse en un proceso lento y largo para sopesar lo que estáis sintiendo, buscando los pensamientos detrás de los sentimientos. Así que no os reprimáis, seguid fluyendo incluso con vuestros sentimientos y no malgastéis ni una sola lágrima secándola; aplicadla a las áreas de vuestra piel más desnutridas o propensas a las arrugas; seguramente os quedaréis desconcertados con el resultado. - Angel Luis Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario