martes, 20 de enero de 2015

LA MAGIA DE LAS PEQUEÑAS COSAS: EL PARAISO ES UN ESTADO INTERIOR

El paraíso no es un lugar físico, sino un estado interior en el que descubrimos la magia de las pequeñas cosas. Obviamente esta situación va acompañada de una nueva vida en la que tomamos decisiones diferentes a las que antes solíamos tomar. También valoramos situaciones y vivencias que antes pasaban desapercibidas por nuestro lado sin que apenas le diéramos la importancia que merecían. Igualmente sucede con nuestras relaciones una vez que hemos decidido desterrar de nosotros el “Ego”. (Nuestra Falsa Identidad) y asumir nuestra verdadera esencia. Por eso conocemos y conectamos con personas con las que antes no conectábamos, pues no emitíamos ni recibíamos en su misma frecuencia, y al mismo tiempo desconectamos de otras que pertenecían a nuestro pasado con el que ya nos hemos reconciliado en un presente continuo que nos va abriendo otro futuro diferente al que pensábamos cuando no éramos capaces de entender ese estado interior del que ahora estamos hablando. Como consecuencia de todo lo anterior, aprendemos a tomar decisiones que antes nos parecían imposibles de tomar, comenzamos a fluir conscientes con el Universo, y renunciamos a necesidades aparentes que resultan no serlo en absoluto, mientras generamos nuestro propio jardín del Edén interior y exterior, en el que encontramos Paz y Amor. Cuando esto sucede, hemos llegado a vivir el cielo en la Tierra, pues aceptamos que tenemos lo que queremos y que queremos lo que tenemos, pues nada ambicionamos ni anhelamos, más allá de la perseverancia consciente de ese estado de paz, amor y felicidad interior que es correspondido por aquellos que ahora nos rodean en este nuevo contexto, sin la interferencia de extraños “Egos” que impedían antaño materializar ese jardín sagrado. Por complicado que resulte creerlo, es mucho más sencillo de lo que parece, pues la clave está en entender que aquellos que nos aman, lo hacen por lo que somos, por cómo somos y no desean otra cosa que nuestra felicidad, pues nuestra dicha les alimenta el alma, mientras que nuestro dolor les genera infelicidad. Esa es la clave de todo, comenzar a comprender que aquellos que comparten nuestro paraíso con nosotros, comparten también esa misma energía de Paz y Amor y dejaron aparcados sus “Egos” en el camino hace tiempo. Cuando se dan estas condiciones, entonces y sólo entonces, habremos desafiado todas las leyes de la física convencional, para pararnos el tiempo y ser capaces de parárselo de forma consciente a todos aquellos que no se aburran leyendo estas líneas. Vive agradecido cada día con el Creador de ese Paraíso con el que te has unido como Hijo, Padre y Espíritu al mismo tiempo,pues ya eres en él lo que él obra en ti. Si lo que lees aquí te resuena, experimentarás una emoción muy profunda que te impulsará a sentir que no estás equivocado, sino que eres más sabio de lo que pensabas. Si lo que lees aquí te despierta la ira, la incredulidad o el tedio, entonces tal vez…debas recorrer aún un largo camino para llegar a entender lo que aquí comparto. Lo que aquí he detallado podría expresarse matemáticamente como una sustitución en la ecuación de Schrödinger:
En la que en el primer lado del igual ponemos el valor actual del Sumatorio de nuestras emociones futuras (Por simplificar de los próximos doce meses) de sentirnos en el paraíso en el momento presente y en el segundo lugar lo enfrentamos al valor final en el presente del Sumatorio de nuestras emociones pasadas de los últimos doce meses reconciliadas con nuestro momento presente. Si el resultado de esa ecuación es igual o semejante a Phi, entonces, y sólo entonces, estamos viviendo el paraíso, pues hemos conseguido ralentizar el tiempo. Cuanto más alejado sea el resultado de Phi, mayor camino vamos a tener que recorrer para quitarnos apegos, programas, creencias, etc.
Pero lo cierto es que funciona, y es la ecuación más bonita que he escrito en mi vida. Al menos es la fórmula de mi felicidad y de mi paraíso, pues nada más empírico que vivirlo. - https://arcangelyguerrero.wordpress.com/2015/01/18/la-magia-de-las-pequenas-cosas-el-paraiso-es-un-estado-interior/

No hay comentarios:

Publicar un comentario